¿Conoces a una dama de compañía?

masajes solo para hombres

Una masajes solo para hombres o chica Scort es una mujer a la que los caballeros acuden para solicitar diferentes servicios: desde que sean sus citas en reuniones, fiestas o algún tipo de evento cuando no tienen una acompañante o cuando requieren de sus servicios para escapar un rato de su rutina. Estas chicas son contratadas no solo por ser bellas, también por tener un buen nivel de estudios, ser educada y tener un trato confiado y personalizado con cada cliente, permitiendo que este tenga la confianza suficiente crear un ambiente íntimo, lleno de complicidad y seguridad.

Su sensualidad y  discreción son parte importante de su labor, chicas como ella te harán ver que no es necesario tener una relación formal para poder pasar un rato agradable en compañía de una hermosa mujer, salir y disfrutar de buenas citas, estar cómodos en la compañía de alguien más y, porque no, quitar tensiones y problemas con un buen masaje erótico, teniendo un final feliz para ambos.

Para contactar a una alguna de estas mujeres no es difícil, si bien a veces existe cierta incertidumbre al ser una persona novata en el área, hay una gran variedad de agencias de acompañantes, que se encargan de ayudarte para poder encontrar a la persona adecuada con la que tendrás tu próxima cita.

Lo único que desean es hacerte pasar experiencias inolvidables, siempre adecuadas a tus gustos y necesidades, ante todo estas damas buscan ser discretas y dar a los caballeros que las soliciten todo lo que desean.

Se trata de un grupo de chicas con muchas ganas de pasar momentos increíbles, solo necesitas contactar con la que se adecue más a tu gustos, necesidades, entre otras cosas y ellas harán lo necesario para apoyarte y hacer olvidar todos los inconvenientes, problemas, complicaciones o rutina que no quieres tener en la cabeza por el momento.

La discreción, la capacidad de explorar tu sexualidad y aventurarte a disfrutar de la compañía de una mujer que está dispuesta a vivir un momento memorable contigo es sin duda la fórmula perfecta para dejar de escuchar música, conectarte y ver lo que te pueden ofrecer este tipo de servicios. La curiosidad es el primer paso, el segundo simplemente elegir cual chica es la mejor para ti.

-Cabeza:Las caricias en este tipo de masajes estimulan el centro energético situado detrás de la frente, lo que llamamos el «tercer ojo», lo cual ayuda a conseguir que se relajen las tensiones, que desaparezca el estrés y te de un profundo sentimiento de bienestar.

– Pecho: el pecho y el vientre están entre las partes más sensibles del cuerpo, debido a que la piel alrededor de la clavícula es muy fina, por lo que es muy receptiva a las caricias. Si se logra estimular bien esta área (especialmente en el cuerpo femenino) es muy posible conseguir un orgasmo, aunque en los hombres todavía no se conoce con certeza, a continuación, procede a hacer 3 movimientos circulares: en el sentido de las agujas de un reloj para el seno derecho, en el sentido contrario para el izquierdo y, sin dejar de realizar estos círculos, acerca y aleja los senos. Después, desliza tus dedos desde el pezón hasta el exterior del seno y amasa delicadamente la piel variando la presión. Para terminar de una forma más erótica, sírvete de tu boca y no dudes en besar directamente su pecho.

nalgas:Tu pareja se tumba boca abajo y tú te sientas justo debajo de su trasero, a horcajadas. Pon las palmas de la mano sobre sus nalgas y masajéalas con movimientos circulares cada vez más amplios. Acentúa la presión. Ve después a la nalga derecha; pon tus manos sobre ella y, con la ayuda de tus pulgares, forma un «rollo» con la piel y remóntalo hasta el coxis. Alterna nalga derecha con izquierda.

brazos: Siéntate al lado de tu chico, coge su mano izquierda y pon la derecha sobre su palma, con los dedos en dirección a su hombro. Remonta suavemente desde su muñeca hacia el codo, antes de descender de nuevo por el brazo. Repítelo dos veces. A continuación, pon las dos manos paralelas sobre sus antebrazos y asciende hasta el hombro ejerciendo una presión uniforme. Vuelve a descender relajando la presión. Repite este gesto varias veces. Para terminar, pon su mano derecha entre las tuyas y masajea su palma con tus pulgares para después deslizar tu dedo índice entre sus dedos. Haz lo mismo con el brazo derecho.

Espalda: Es el momento de practicar el conocido como masaje californiano, tu pareja se tumba boca abajo y tú te sitúas a la altura de su cabeza, con las palmas de las manos en lo alto de su espalda. Desliza suavemente tus manos hasta llegar a sus nalgas, haciendo un pequeño estiramiento en dirección a sus pies. Presiona el contorno de sus nalgas y desliza tus manos por los costados, para después remontar hasta las axilas, antes de tirar ligeramente de los hombros hacia lo alto y volver a la posición de partida. Repite este movimiento aumentando la presión al mismo tiempo, no te olvides de sincronizar tus gestos con la respiración de tu pareja: asciende cuando inspire, desciende cuando expire.

De esta manera y poco a poco alcanzaras una mejor relajación además que por lado las endorfinas y oxitocinas que se liberal ayudan a combatir el dolor tanto de tipo ginecológico como traumatológico o muscular, sin dudas un gran beneficio para evitar el estrés y mejorar tu rutina.

 

About The Author

Escort
Call Now Button
WhatsApp Contacta con nosotras