¿Por qué es importante la educación sexual?

¿Por qué es importante la educación sexual?

damas de compañia en el df

A pesar de que es muy común ver sexo en la televisión y en la publicidad de muchísimos productos, lo cierto es que las personas no reciben una educación sexual suficiente y esto genera varios problemas cuando estas mismas personas crecen y se tienen que enfrente a un millón de preguntas acerca del sexo, que muchas veces lo idealizan por lo que ven en el porno y al buscar damas de compañia en el df. Por esta razón, es momento de apostar por una educación sexual normalizada en la que veamos el sexo como lo que es: algo natural y necesario.

Relaciones sexuales sanas

El respeto es un aspecto esencial en la materia de educación sexual, y es que en cualquier tipo de relación sexual (ya sea con o sin amor) no puede faltar la igualdad ni el respeto. Para tener una relación sana es importante tener en cuenta a la otra persona: sus gustos, su manera de hacer y su consentimiento. En otras palabras, nadie puede obligar a otra persona a hacer algo que no quiere. 

Responsabilidad y toma de decisiones individuales

Al plantear una sexualidad libre y basada en el respeto, las presiones sociales que existen hoy en día como, por ejemplo, perder la virginidad cuanto antes o probar todo tipo de prácticas sexuales se diluyen. Es muy importante entender que cada persona va a su ritmo y tiene gustos distintos.

Deshacerse de los tabúes

Sin duda, y todavía en la actualidad, existen muchos tabúes sexuales, por ejemplo, no masturbarse por pensar que es algo malo o que si alguien de la pareja usa un juguete sexual es porque la otra persona no le complace. Estos mitos, que si se analizan no tienen sentido alguno, impiden a muchas personas disfrutar de sus manías o posiciones sexuales favoritas.

Libertad y autoconocimiento sexual

Aprender sobre sexo en la teoría y en la práctica (ya sea a solas o en compañía) nos enriquece. Hace que no tengamos miedo ni vergüenzas para querer explorar tanto como queramos. Conocer que existe un punto G para los hombres y personas con pene (el punto P), que hay muchas otras zonas erógenas más allá de los genitales, hace que nos sintamos libres para experimentar y nos ayuda a sentirnos más satisfechas y satisfechos. Ya no sólo nos sentimos libres de explorar nuestro propio cuerpo, sino que aprendemos a no encasillarnos y a probar distintas experiencias.

Conciencia sobre la protección

¿Sabías que 2 de cada 5 adolescentes tienen sexo sin protección? Pero… ¿en teoría no era lo único que nos enseñan en las aulas? ¿Cómo es posible? Algo se estará haciendo mal cuando la protección es lo que más se enseña y lo que menos se aprende. Enfocar las charlas de sexo en la prevención de embarazos y de infecciones de transmisión sexual, dejando de lado el placer, hace que veamos el sexo como algo malo.

About The Author

Escort
Call Now Button
WhatsApp Contacta con nosotras